gomaLos hombres y las mujeres utilizaban el mismo calzado.

Cuando trabajaban en el caserío usaban abarkas, atadas al tobillo. Inicialmente eran de cuero, y más adelante, de goma. Los hombres se solían poner mantarras (pedazo de tela de paño) o las medias por encima del pantalón, para así proteger el bajo y no ensuciarlo. Con la mantarra se envolvían la pantorrilla y la sujetaban con la cuerda de la abarka.

Cuando salían del caserío e iban al pueblo o a la ciudad, se ponían las alpargatas, atadas al tobillo. Si eran blancas, el calcetín que llevaban era negro. En cambio, si las alpargatas eran negras, el calcetín solía ser blanco. Usaban calcetines de lana en invierno y de algodón en verano.

Las mujeres podían usar medias de seda o de algodón y podían ser hasta debajo de la rodilla o sujetas con un liguero.

En ocasiones especiales, los hombres podían llevar zapato clásico de piel negro y con cordones, y las mujeres, zapato o botín negro.

 abarkak