El sábado de caldereros, 3 de febrero, los dantzaris de Gero saldrán en los Caldereros de Gros. Se reunirán en la explanada de Sagüés para después desfilar por las calles de Gros acabando en la plaza del Txofre.


La primera Comparsa de Caldereros Húngaros desfiló en San Sebastián el 2 de febrero de 1884, festividad de la Candelaria. Su celebración fue muy irregular, alternándose periodos de gran éxito con otros de casi total desaparición. Al final, fue en la década de los 60 cuando la fiesta comenzó a celebrarse con regularidad.

La Comparsa de los Caldereros de la Hungría-Gros fue creada por la asociación de vecinos y se basa en la vida donostiarra del siglo XIX. Raimundo Sarriegui fue el compositor de las canciones de la Comparsa, y los autores de las letras fueron Victoriano Iraola (en euskera) y Adolfo Comba (en castellano).

Los caballos y dos carros abren el desfile; a los lados, mujeres y niños disfrazados de húngaros. Los hombres visten pantalón y chaqueta oscuras, botas altas, sombrero ancho y muchos collares. Las mujeres, en cambio, visten faldas coloridas, a conjunto con el pañuelo de la cabeza, y decorados con monedas. Todos acompañan la música con sus sartenes y panderetas.

 

BEGI URDIN BAT

Famaren hotsak goititutzen du merezi duen herria,
Zeru txiki bat dirudiena hala da gustagarria;
Lehengoko zaharra txukun txukuna, eder, alaia berria,
etzaigu penik behin ere joango lehenago ez etorria
.

Begi urdin bat begira dago algaraz leiho batetik.
Beste beltzeran, tentatzailea txeletan berriz bestetik.

Zoramen hauek maite ditugu bihotzen erdi erditik.
Ez gara joango hoiek lajata gehiago Donostiatik.

 

 

contentmap_plugin